Buster Keaton, Chaplin y Max Linder con música en vivo



POLICÍAS
(Cops, Estados Unidos, 1922, blanco y negro, 18 minutos)
Dirección y guión: Buster Keaton y Edward F. Cline
Producción: Joseph M. Schenck
Dirección de Fotografía: Elgin Lessley
Elenco: Buster Keaton, Joe Roberts, Virginia Fox y Edward F. Cline.
 


A través de un "cuento del tío" Buster compra los muebles de un supuesto desalojado que en verdad eran para una mudanza. Con el carro cargado, termina en mitad de un desfile de policías, convirtiéndose involuntariamente en el causal de un atentado anarquista contra los efectivos, que lo persiguen por toda la ciudad.


Proyectada en Súper 8 con música en vivo por Eugenia Limeses. 


PEDICURO POR AMOR
(Pédicure par amour, Francia, 1908, blanco y negro, 5 minutos)
Dirección: Charles Decroix
Producción: Pathé Frères
Guión: Max Linder
Elenco: Max Linder, André Deed.


Mientras su esposo está en la oficina, la señora llama al pedicuro para que atienda sus doloridos pies. El especialista llega para cumplir con su deber, al mismo tiempo que ingresa el amante de la señora. El pedicuro es enviado a la cocina, y los amantes culpables están disfrutando de su mutua compañía cuando llega el marido. Nuestro joven galante se siente muy pequeño e incómodo, sin saber qué hacer, cuando ve el traje del podólogo e inmediatamente asumiendo formas del especialista, ofrece sus servicios. El joven amante es solicitado ahora por todos los de la casa, incluyendo al cartero, un sirviente, el tendero, el cochero, y al fin, incapaz de soportar la tensión por más tiempo, nuestro médico falso sale corriendo a la calle, para gran diversión del marido vengado.

Proyectada en 16mm con música en vivo por Eugenia Limeses. 

MAX LINDER Y LA NAPIERKOWSKA
Gran Teatro. - No necesito describiros á Max Linder, porque le habéis visto en cientos de películas cinematográficas. También huelga hablaros de su vida, que mi compañero Bonnat ha referido hace pocos días en este mismo periódico donosa y pintorescamente.

Tanto Max Linder en el Gran Teatro, como antes Andrés [sic.] Deed (Toribio) en Price, han obtenido excelente éxito. Las comparaciones, si no odiosas, son enojosas cuando menos. No es, pues, ocasión de ocuparnos en el trabajo de Andrés Deed, sino en el de Max Linder, y debe decirse que uno y otro merecen ser conocidos, siquiera á titulo de curiosidad.

El actor Sr. Vera, que siempre tuvo una dulce tendencia al apayasamiento, no ha querido desperdiciar esta ocasión de alternar con Max Linder en saltos, contorsiones y vertiginosidades. El ha sido el encargado de presentarnos al famoso ex comediante y actual peliculero francés. Ha hecho él señor Vera la presentación lo más funambulescamente imaginable, dejándonos á todos bien persuadidos de que él propio, el «popular Verita», estaria mucho más de acuerdo con sus aptitudes é inclinaciones impresionando películas que representando zarzuelas.

Max Linder se limitó anoche á complementar las vistas cinematográficas de su viaje aventurero de París á Madrid, presentándose en carne y hueso á la terminación de la cintá, corriendo por entre las butacas, saltando al escenario y haciendo allí mil diabluras.

Después, en Madrid como en Barcelona, Max Linder ha puesto letra á la película Pedicuro por amor. La letra es, en verdad, inferior á la acción, ni más ni menos que el comediante Max Linder dista un poco del Max Linder peliculero. Ya podéis figuraros el asunto del juguete cómico. El amante de una dama, sorprendido por el esposo, fíngese pedicuro. El marido quiere que también á él le arregle los pies. Tal es la candorosa gracia de esta fábula, que el público halló muy de su gusto y aplaudió de buen grado. Las indiscretas ovaciones de la claque pusieron un momento en peligro el éxito de Max Linder. Conviene que esa claque del Gran Teatro aprenda á no entusiasmarse tan delirantemente cuando no hay motivo.

La interpretación de la farsa Pedicuro por amor fué bastante discreta, y terminó la piececilla animadísimamente con la danza del oso, que la Napierkowska y Max Linder bailaron á las mil maravillas.

También la Srta. Napierkowska, de cuerpo grácil, rostro lindo y expresión atrayente, tejió con belleza las danzas griegas de su repertorio. No llega esta bailarina al mérito de otras inolvidables ejecutantes de danzas helénicas, á quienes en Madrid aplaudimos. Sin embargo, las hermosas figuras de sus bailes y la airosa flexibilidad que en ellos muestra merecen y consiguieron anoche una buena acogíada.



[Heraldo de Madrid, 8.10.1912]

Con el trabajo de Max Linder y de la Napierkowska bastaria apenas para un número de music-hall; pero la Empresa del Gran Teatro ha sabido hilvanar, en torno de esta interesante pareja extranjera, un programa elegante y muy divertido.

Completaron, pues, la función de ayer la Srta. Aguilar, que cantó la romanza de El barbero de Sevilla (la zarzuela de Giménez, no la ópera de Rossini); el Sr. García Romero, que se lanzó á recordarnos canciones que oímos á Titta Rufo y á Viñas; la Srta. María de la Paz, que nos deleitó con La Riojanica, de Caballero, haciéndonos evocar á Lucrecia Arana; Carmen Fernández, guapísima y cantando muy bien en géneros diversos; y, finalmente, los Chimenti, que gustan cada noche más. Con esto, y la representación de una zarzuela, pasó la velada en grata alegría.

El programa resulta, en fin, tan variado como encantador, y á ello han contribuido los empresarios del Gran Teatro (ó quien haya confeccionado el cartel) en la misma ó en mayor medida que la propia linda bailarina Napierkowska y el propio ingenioso Max Linder, cómico y funámbulo. CARAMANCHEL

La Correspondencia de España, 8.10.1912


CARLITOS BOXEADOR
(The Champion, Estados Unidos, 1915, blanco y negro, 11 minutos)
Dirección y guión: Charles Chaplin
Dirección de Fotografía: Harry Ensign (B&W)
Elenco: Charles Chaplin, Edna Purviance, Ernest Van Pelt, Lloyd Bacon, Leo White, Carl Stockdale, Bud Jamison


Paseando con su bulldog, Carlitos encuentra una herradura de la buena suerte y luego descubre en un cartel la oportunidad de participar como sparring de un temible boxeador. Combinando ambas ideas, descubre que la mejor forma de pasar la prueba es colocando la herradura en el guante.


Proyectada en 16mm con música en vivo por Eugenia Limeses.

UNA VELADA CON LA DAMA Y EL VAGABUNDO
(Lady and the Tramp, Estados Unidos, 1955, color, 7 minutos)
Dirección: Clyde Geronimi, Wilfred Jackson y Hamilton Luske.
Guión: Erdman Penner, Joe Rinaldi, Ralph Wright y Don DaGradi.
Producción: Walt Disney.
Montaje: Don Halliday.
Música: Oliver Wallace.

Pase un verdadero momento de romance con la Dama y el Vagabundo. Al son de una serenata con la canción de amor Bella notte Tony, el concinero, agrega sabor a la velada italiana con una fuente especial de fideos. De la película de Walt Disney La Dama y el Vagabundo. Proyección en Súper 8.

Temporada IV / Función 26
Sábado 2 de julio de 2016

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Hitchcock + Lumière + Méliès

Blancanieves: "Silbando al trabajar"

The Balloonatic con música en vivo